La Entrada Triunfal de Jesús

Mi Hora No ha llegado” Esta declaración de Jesús, es intrigante, porque parece muy enigmática. Durante mi desarrollo, y aun cuando asistía a una universidad Cristiana, yo creía que Jesús se refería al momento de la crucifixión; después de todo, nuestro Señor murió muy rápido si lo comparamos con las demás victimas de la crucifixión. Habitualmente se cree que Jesús hablaba específicamente acerca de Su “hora” en la cruz, donde el Moriría una muerte inocente de forma sangrienta, un sacrificio que satisfaría la determinación del Padre, para castigar el pecado. Jesús siendo Perfecto, pagó el castigo por los pecados de todos los seres humanos imperfectos, para todos aquellos  que reconocieran sus pecados su impotencia y su necesidad de Jesús.  

Nuestro Cristo hablo de esta “hora” en varias ocasiones.  

Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.” Juan 2:4

Entonces procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora.” Juan 7:30

Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.” Juan 8:20

Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado.”  Juan 12:23

Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti.” Juan 17:1


Ilustración de la Entrada de Jesús en Jerusalén

Como usted puede ver, cada vez que Jesús habló de Su “hora”, El usó la palabra Griega, “ho'-rah” que puede significar 1) Un periodo específico de tiempo u ocasión, preparado por una ley natural y que regresa con el pasar del año; 1ª) de las estaciones del año, primavera, verano, otoño, invierno; 2) el día (marcado por la salida y el ocaso del sol), un día; 3) una de las doce partes del día, una hora, (doce horas del día se cuentan desde el amanecer hasta la puesta del sol); 4) cualquier tiempo definido, tiempo señalado, momento” (Strong's Greek & Hebrew Dictionary)  

Aun así, es posible que Jesús quería expresar algo más que tan solo un periodo corto en la cruz. Y, después de estudiar las profecías de Daniel, se llega a la conclusión de que Jesús se refería al cumplimiento de Daniel 9:24-27, donde Dios le dijo al pueblo Judío que debían calcular el tiempo para que pudieran saber el día exacto en la historia de Israel cuando el Verdadero Mesías se presente así mismo a la Nación de Israel como el Mesías genuino, el “Cristo” muchas veces anunciado en el Antiguo Testamento!  

¿Puede imaginarse la Gracia y Misericordia de Dios, al decirle a Su pueblo escogido el día exacto en que su Mesías seria proclamado el Cristo Judío? Que Privilegio saber el día exacto. Pero, usted sabe el principio Bíblico “al que mucho se le da, mucho se le demandará”. Jesús tenia todo el derecho de esperar que las personas le reconocieran cuando él apareciera, porque El le había revelado ese precioso secreto más de 600 años antes de Su nacimiento a un profeta llamado Daniel.  

¡Estudiemos ahora esta maravillosa profecía y su fe será fortalecida considerablemente!  

El hecho de que Daniel era un alto dignatario del gobierno real es algo que debemos considerar en nuestro estudio, porque solamente los oficiales con un alto rango en el gobierno o los líderes religiosos de importancia tienen acceso a los libros. No existía una imprenta en aquellos días. Los 3 Magos que siguieron la estrella eran estudiosos y por eso tenían acceso a los escritos de Daniel. Además, los tres Magos, eran “Magos”, que era una orden de los Medo Persas de Zoroastro. .("Dictionary Of The Bible, edited by William Smith, The S.S. Scranton Company, Hartford, CT, 1904, p. 501.)  

Los Magos eran antiguos intérpretes de sueños y eran astrólogos (pronosticadores de los Meses). Los vemos en la Biblia, en la corte del Rey de Babilonia Nabucodonosor.  

Consideremos ahora, esta maravillosa profecía del grandioso libro de Daniel, concerniente al tiempo de la venida de Jesucristo, con increíble detalle 600 años antes de que Jesús naciera:

"Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos.
Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.
Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí…
"
Daniel 9:24-26a

La semana restante se encuentra en el versículo 27, y se refiere a los últimos siete años de la historia de la tierra asi como la conocemos, el período que conocemos como la “Gran Tribulación”.

El término “Semana de Años” era un término judío que comúnmente se usaba. Significaba literalmente siete (7) años. El término viene del mandamiento de Dios en Levítico 25:3-4 que decía que se debía cultivar la tierra solamente por seis años, permitiéndosele descansar en el séptimo. Este período de siete años vino a ser conocido como una “semana de años”. Por lo tanto, Setenta Semanas de Años eran 490 años Hebreos.

Fíjese que esta profecía contiene tres partes:
1. 7 Semanas de Años (49 Años Hebreos)
2. 62 Semanas de Años (434 Años Hebreos)
3. 1 Semana de Años (7 Años Hebreos)

En el momento preciso de la historia cuando ocurrieron las 7 + 62 Semanas de Años, Israel podía esperar que el Mesías se anunciaría a Sí mismo en cualquier momento como el Mesías. ¡Qué grandiosa noticia! Esto significa que Israel no tenía que pasar por alto la llegada del Mesías. Lo único que tenían que hacer era estar percatados de esta profecía.

La Duración de la Profecía

Esta profecía estipulaba que el Mesías sería presentado a Israel y sería muerto después de que hubiesen pasado 69 semanas de años desde su comienzo. Cuando multiplicamos 69 por 7, entendemos que el tiempo es equivalente a 483 años judíos. Ya que el calendario judío contiene 360 días, podemos ver fácilmente que esta profecía dura precisamente 173,880 días. Por lo tanto, podemos esperar que exactamente 173,880 días después de que empezara la profecía, el Mesías se presentaría a Sí mismo a Israel como su tan esperado Mesías- Rey.

El Punto de Partida de la Profecía (Daniel 9:25a)

En este versículo, Dios dijo que la profecía empezaría “desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén..." En el momento en que Dios le dio esta profecía a Daniel, Israel era una nación esclava de Babilonia; sin embargo, Dios había predicho que esa esclavitud duraría solo 70 años. Este período de 70 años estaba llegando rápidamente a su fin; ciertamente, la historia no judía registra que el emperador Medo-persa Artajerjes emitió tal decreto el 14 de Marzo del 445 a.C. Por lo tanto, precisamente 173,880 días después de este día debe de llevarnos a algún evento importante en la vida de Jesús el cual El haya sido presentado a la nación de Israel como su Mesías.

Las Matemáticas De La Profecía

a) Las Primeras Siete Semanas (49 Años Judíos)

Si usted estudia el libro de Nehemías, encontrará el recuento de la peregrinación judía para reconstruir a Jerusalén después del decreto de Artajerjes. El profeta Nehemías asumió el mando de esta reconstrucción, el cual fue llevado a cabo bajo tales apuros y peligros que los constructores llevaban espadas mientras estaban construyendo los muros. Esto se cumplió precisamente en el versículo 25b,"...se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos."

Este esfuerzo empezó en el 445 a.C. y culminó en el 396 a.C., exactamente 49 años, tal como fue predicho.

b) El Segundo Período (62 Semanas de Años, 434 años)

Daniel 9:26 predice que “el Ungido” vendría después de este período y luego sería muerto. Esta palabra es entendida por la mayoría de los eruditos conservadores como una referencia a Jesucristo, no en Su nacimiento, sino en Su presentación como el Mesías-Príncipe. (John MacArthur, hijo, "El Futuro de Israel", “Word of Grace Communications, Panorama City, California, 1985, pág. 21)

“Solamente hubo dos eventos en la vida de Cristo donde El fue puesto aparte oficialmente. Uno fue Su bautismo y el otro Su entrada triunfal en Jerusalén.” (Ibíd.)

Este último evento ha venido a ser conocido como el Domingo de Ramos. ¿Cuándo ocurrió el Domingo de Ramos? “El Mesías (Jesús) vino a Jerusalén en la Pascua en el año 32 d.C., el cual fue el 6 de Abril.” (Ibíd.)

c) Los dos períodos combinados
(7 + 62 = 69 Semanas de Años, o 483 años judíos, o 173,880 días).

* Cuando contamos desde el 14 de Marzo del 445 a.C. al 6 de Abril del 32 d.C, tenemos 477 años y 24 días. Sin embargo, tenemos que deducir un año porque solamente pasa un año entre 1 a.C. y el 1 d.C. Esto nos da 476 años y 24 días o 173,764 días.

* Después, tenemos que sumar 119 días por los años bisiestos durante estos 476 años (476 divididos entre 4). Ahora, tenemos 173,883 días.

* Sin embargo, hay una ligera imprecisión en el calendario Juliano cuando es comparado al año solar. El Observatorio Real en Londres calcula que el año Juliano es 1/128vo de un día más largo que el año solar judío. Cuando multiplicamos 476 años por 1/128, obtenemos tres días. Restando tres de nuestra cifra más arriba, llegamos a 173,880 días. (5)

Por lo tanto, ¡¡hay exactamente 69 Semanas de Años (173,889 días) entre el decreto del Rey Artajerjes en el 445 a.C. para reconstruir a Jerusalén hasta el Domingo de Ramos el 6 de Abril del 32 d.C.!! Dios predijo el día exacto en el que el Mesías se presentaría a Sí mismo a Israel como su Mesías-Rey. Vemos este evento registrado en Mateo 21:1-11.

Ahora llegamos a nuestro siguiente punto: Dios le había predicho maravillosamente a Daniel el día exacto en que el Mesías debía anunciarse así mismo como Rey.  

Jesús cumplió esta profecía el día en que cabalgó hacia Jerusalén montado en un burrito, mientras las personas le proclamaban como su Mesías. Este evento se celebra cada año como el “Domingo de Ramos”. Este día cae exactamente en la Semana de años numero 69 (173,880 días) desde el decreto del Rey Artajerjes en el 445 a.C.! Todo lo que el pueblo Judío debía hacer era estar alerta y contar, las generaciones desde el decreto del Rey Artajerjes! Si ellos hubiesen hecho esto, no hubiesen dejado de reconocer a Jesús como Su Mesías, ni lo hubiesen matado, y quizás, la promesa dada al Israel Milenial hubiese sido hecha realidad en ese instante.

(Pero, por supuesto, la humanidad no hubiese podido recibir el Regalo de la vida eterna a través del sacrificio de Jesucristo, asi que gracias Señor!)

¿Por qué los líderes espirituales de Israel se perdieron de esta increíble profecía?

La respuesta es realmente muy simple. Varios cientos de años antes de que naciera Cristo, los líderes judíos comenzaron a creer y propagar dos enseñazas erróneas. Primero, ellos enseñaron que las Sagradas Escrituras no podían ser tomadas literalmente porque no estaban literalmente inspiradas por Dios, y por lo tanto contenían errores. Segundo, ellos enseñaron que las profecías no podían ser tomadas literalmente, sino espiritualmente. Libros proféticos tales como Daniel ni siquiera se continuaban enseñando porque contenían demasiada profecía. Después de que pasaron varias generaciones, cada una creyendo esta tontería, los líderes espirituales judíos de los tiempos de Jesús estaban completamente desapercibidos de esta profecía. Por lo tanto, ellos estaban desapercibidos del “tiempo de su visitación” .

La importancia de este estudio para nuestros días, es simple y obvia. La misma enseñanza errónea concerniente a la inspiración de la Biblia y su inerrancia está ocurriendo a través de esta nación. La mayoría de la gente de hoy no se han percatado de que todas y cada una de las 300 profecías bíblicas concernientes a la Segunda Venida de Jesús están a punto de cumplirse o ya ocurrieron. Estas personas no se dan cuenta de que esto nunca había ocurrido antes. Por lo tanto, muchas personas se perderán de la Segunda Visitación de Jesús, para su perdición eterna.

Jesús dijo enfáticamente que aquellos que estuviesen familiarizados con la profecía de la Segunda Venida serían capaces de saber que Su llegada estaba cerca (Mateo 24:33). Jesús también nos dijo el tipo de actitud que los cristianos debemos de tener cuando veamos que se acerca Su Segunda Venida; en Marcos 13:37, El dijo, "Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad." Esto significa que cada uno de nosotros deberíamos estar dando testimonio activamente a nuestros compañeros de trabajo y amigos, deberíamos estar bien alertas mientras van ocurriendo, y deberíamos mirar las Escrituras diariamente para que el Espíritu Santo pueda mantenernos fieles a Jesucristo mientras entramos en este tiempo engañoso.

Estamos tan cerca del tiempo en que Jesús regrese por Su Iglesia para apartarla de la Gran Tribulación. Si usted no espera con anticipación Su Rapto es porque quizás usted no es realmente salvo. Arregle bien su corazón delante de Dios, hoy mismo.

¿Está usted listo espiritualmente? ¿Lo está su familia? ¿Está usted protegiendo adecuadamente a sus seres queridos? Esta es la razón de este ministerio, permitirle a usted primero entender el peligro que enfrenta, y luego ayudarle a desarrollar estrategias para advertir y  proteger a sus seres queridos. Una vez usted esté completamente adiestrado, podrá usar su conocimiento como un medio para abrir la puerta de la discusión con una persona que no sea salva. He podido usarlo muchas veces, y he visto a personas venir a Jesucristo como resultado.

Estos tiempos peligrosos son también una época en que podemos alcanzar muchas almas para Jesucristo, lo que representa una diferencia eterna.

Vea también nuestro artículo Reyes Magos y como ellos pudieron saber el momento para visitar a a Jesús en su nacimiento.

Fuente: Ministerio Espada del Espíritu - http://www.cuttingedge.org/Sp/n2349.htm

Si usted ha aceptado a Jesucristo como su Salvador personal, pero ha sido muy tibio en su caminar espiritual con El, usted necesita pedirle inmediatamente perdón y renovación. El lo perdonará instantáneamente, y llenará su corazón con el gozo del Espíritu Santo. Entonces, necesita iniciar un caminar diario de oración y estudio personal de la Biblia.

Si usted nunca ha aceptado a Jesucristo como Salvador, pero ha comprendido Su realidad y el Fin de los Tiempos que se acerca, y quiere aceptar Su regalo GRATIS de la Vida Eterna, usted puede hacerlo ahora, en la privacidad de su hogar. Una vez usted lo acepte a El como Salvador, usted habrá Nacido de Nuevo, y tendrá el Cielo tan seguro como si ya estuviera allí. Entonces, podrá descansar seguro de que el Reino del Anticristo no lo tocará espiritualmente. Si a usted le gustaría Nacer de Nuevo, vaya ahora a nuestra Página de Salvación.

Esperamos que haya sido bendecido por este ministerio, que busca educar y advertir a las personas, de modo que puedan ver el Nuevo Orden Mundial por venir -el Reino del Anticristo-en sus  noticias diarias.

Finalmente, nos encantaría saber de usted. Puede enviarnos un E-Mail a  waldemarp@gmail.com.